Siete diseños de packaging originales y diferentes de agua mineral

30 septiembre of 2021 escrito por

El agua. Ese líquido elemento al que damos tan poca importancia simplemente porque estamos acostumbrados a tenerla simplemente girando un grifo (todo un lujo teniendo en cuenta cómo vivían nuestros abuelos o, sin remontarnos tanto, cómo viven otras personas en el mundo). Esa bebida que nos parece simple, pero que tan necesaria es. El agua es un bien escaso, precioso y el agua embotellada tiene tanto valor como tú quieras darle. Y qué mejor que hacerlo con un packaging original y diferente como los que vas a ver a continuación.

Solán de Cabras es ya todo un clásico cuyo packaging destaca en cualquier stand del supermercado. Cuidado al milímetro, su botella escilíndrica (de plástico o cristal) con serigrafía y una etiqueta de lo más minimalista en el cuello. Para que la protagonista absoluta sea el agua.

Formato habitual para refrescos y bebidas carbonatadas en general, Aquafina apuesta por una lata muy sencilla y elegante que combina el blanco y diferentes tonalidades de azul, los dos colores habituales asociados al agua.

 

Aunque la botella y la garrafa son los envases más comunes, también hay marcas que apuestan por el funcional y práctico formato de caja hecha 100% de cartón reciclable. De hecho, Agua EnCaja Mejor hace alarde de este cambio incluso en su nombre.

En 2016, un escocés llamado James Longcroft lanzó Choose Water, una empresa de agua embotellada sin ánimo de lucro, cuyos beneficios van destinados a Water for Africa, un proyecto que tiene como misión dotar de agua potable a dicho continente. Aunque inicialmente no era así, pronto pensó que aunque la idea era buena, no quería contaminar más el planeta: así que lanzó esta botella de agua biodegradable hecha de vegetales.

Procedente del frío ártico, donde todo es blanco, el agua Lofoten apuesta precisamente por un diseño muy nórdico. El formato grande está hecho de vidrio grabado y la etiqueta está situada en el tapón. Emplea una tipografía muy sencilla y hace alarde de su origen al señalar la latitud de su procedencia. Tampoco son casuales los colores elegidos, ya que son los de la bandera de Noruega,  su país de origen.

 

 

Beber agua es necesario para la salud y sí, un buen trago puede ser reparador.  Y de eso presume la neozelandesa Antipodes, con una botella que recuerda a los clásicos frascos de botica, completamente transparente. La etiqueta también es transparente y la idea es clara: pureza máxima.

Terminamos con una botella tan especial que ha ganado premios como el prestigioso «BottledWaterWorld a la mejor botella de cristal», la del agua mineral británica Elsenham, que también trata de transmitir valores de pureza y elegancia. Tanto es así, que es considerada más que una simple botella: es arquitectura. Además es 100% reciclable.
El packaging como elemento diferencial

Anterior:

El packaging como elemento diferencial y exclusivo: esta es la edición especial de envases Starbucks x FILA

Te recomendamos...

Escribe tu comentario