Materiales biodegradables, la alternativa a los plásticos convencionales

26 diciembre of 2018 escrito por

El plástico es uno de los mayores desafíos a los que la humanidad se enfrenta en esta época, tanto por la dependencia que tenemos hacia este material por su versatilidad de uso como por su impacto ambiental . No hay más que echar un vistazo a nuestros océanos para darnos cuenta de la gravedad de la situación.

Y es que usamos mucho plástico, especialmente para packaging. Afortunadamente, gracias a la investigación estamos encontrando alternativas más sostenibles como son los materiales biodegradables. El I+D+i ya ha dado sus frutos y ya hay unas cuantas muy interesantes como estas 10 que te mostramos a continuación.

  • Bioplásticos. Proceden de una amplia variedad de plantas como maíz o girasol. Su producción es sostenible y pueden emplearse para hacer botellas, recipientes para alimentación y film.
  • Micelio de los hongos. Ya existen iniciativas como las de Ecovative Design capaces de hacer «crecer» plástico a partir del sustrato en el que crecen setas y champiñones. Parece magia pero es ciencia.
  • Bagasse, procedente del procesado de azúcar de caña. Gracias a lo maleable y pegajoso que es esta sustancia, es fácil de moldear para hacer envases. De hecho, sus propiedades son similares a las del poliestireno, si bien este es biodegradable y compostable.
  • Cartón resistente al agua. También en parafarmacia y cosmética se han puesto las pilas. En L’oreal han lanzado una línea ECO con ingredientes naturales con un envase muy especial: cartón que resiste la exposición al agua, no obstante su hábitat será bajo el agua de la ducha. Está fabricado por  Ecologic, y es reciclado, reciclable, compostable y sin pegamentos.
  • Papel y plástico procedente de la piedra. Sorprendente pero real, puede usarse como alternativa al papel o al plástico, para envases alimentarios,  bolsas, se puede imprimir encima, es reciclable, resistente al agua… está fabricado con carbonato de calcio, una sustancia abundante en el planeta cuya producción genera menor huella de carbono que el papel.
  • Hojas de palmera.  Holy Lama las usa para crear envases para jabón, se recogen de una zona donde abundan y posteriormente son moldeadas hasta lograr la forma deseada. Una forma original y sostenible de usar este residuo. La empresa Arekapak ha ido más allá y está desarrollando envases alimentarios.
  • Saltwater Brewery ha desarrollado un material para sustituir las animals de plástico que mantienen en pack las latas de cerveza y refresco que es biodegradable y compostable. Procede de restos de la cebada y trigo.
  • Celofán de pulpa de madera, llamado NatureFlex , perfecto para dulces y chocolates. Es sostenible y semi-permeable.
  • Bolsas del caparazón de las gambas. El Chitosan es un material fabricado del caparazón de cangrejos y gambas, un desecho que permite su reutilización para bolsas de plástico resistentes.
  • Proteína de la leche. La caseína procede de la leche y lleva más de un siglo empleándose para hacer plástico. No obstante, con el paso de los años esta técnica ha ido mejorándose para ganar durabilidad y resistencia.

En 2030 todos los envases deberán ser reutilizados o reciclables y como ves, en el packaging ya estamos preparándonos con alternativas biodegradables que irán llegando al mercado progresivamente.

Standcap

Anterior:

Standcap, la bolsa innovadora que marca la diferencia en el packaging

Siguiente:

El responsable de Control de Calidad: una figura imprescindible en las empresas

Te recomendamos...

Escribe tu comentario