Mal comercial o mal packaging de producto: ¿Cómo saber si estás vendiendo bien tu producto?

25 abril of 2018 escrito por

Aunque buena parte del éxito procede del trabajo duro, hay que reconocer que como todo en la vida, se trata de una carrera de fondo y a veces nos equivocamos. Como asegura el dicho, «unas veces se gana y otras, se aprende«, algo de lo que podemos hablar largo y tendido en packaging.

Cuando un producto no se vende bien, siempre nos hacemos la pregunta del millón: ¿Mal comercial o mal packaging de producto? O lo que es lo mismo, ¿Cómo saber si estás vendiendo bien tu producto? No hay una respuesta única, pero sí unas líneas generales en las que debemos movernos. La primera de todas es que si algo no funciona, lo más fácil es culpar al comercial. Una cabeza de turco que esconde la realidad.

La Solución a un mal packaging no puede dejarse al azar

mal packaging

Así, cosas que funcionan para un producto, pueden fracasar estrepitosamente en otro del mismo sector. O peor aún: que un packaging que funciona bien, con el paso del tiempo deje de convencer y las ventas bajen. No es fácil acertar, de hecho hay errores comunes en el packaging, pero algo tenemos que tener claro: el equilibrio es dinámico y hay cosas que no pueden dejarse al azar, confiando para ello en los profesionales.

Aquí no tenemos ninguna duda: Contrata a una empresa con experiencia como Stylepack, conocedor de lo que es tendencia de packaging, para que busquen el packaging que mejor se ajuste a tu producto, renovar packaging o reinventar marca. Precisamente ese es uno de los errores más frecuentes en el mundo del packaging, pensar que cualquiera puede hacerlo y copiar algo conocido.

Pero volvamos al primer punto: que un packaging funcione a un producto no implica necesariamente que vaya a hacerlo con un producto similar. Y que un packaging funcione muy bien ahora no significa que vaya a hacerlo dentro de un año.

Las claves son dos: el público objetivo del producto, un concepto en continua evolución que requiere un estudio continuado y que todo cambia. Renovarse o morir: un packaging renovado puede ser la solución, un cambio de rumbo de unas ventas que oscilan, un empujón a tu marca.

 

ventajas doypack

Anterior:

Ventajas del packaging Stand Up o DoyPack

Palabra ECO

Siguiente:

¿Palabra ECO = Estafa de marketing?

Te recomendamos...

Escribe tu comentario