Calidad y seguridad en el manipulado de alimentos: Qué es y cómo funciona el Depósito fiscal de botellas de vino

23 marzo of 2017 escrito por

El manipulado de alimentos se rige por una larga y exigente cadena de procesos en la que la calidad y la seguridad son factores determinantes que se determinan entre otras herramientas por su trazabilidad. Obviamente, cada alimento constituye un paradigma en sí mismo. Por ello, siguiendo la estela del post de Soluciones Packaging en el que os contamos la parte del proceso de embotellado relativa a la Manipulación de botellas de vino: calidad y seguridad en el proceso, y tras la concesión a Stylepack del Depósito Fiscal de Botellas de Vino, hoy continuaremos con el Código de Actividad y Establecimiento (CAE).

El Código de Actividad y Establecimiento (CAE) permite gestionar los impuestos especiales en España, si bien en Europa se denomina como “exercise number”. Está compuesto por 8 caracteres que indican, provincia, actividad, número de secuencia dentro de la provincial y una letra de control.

¿Para qué sirve el CAE y qué tiene que ver con el depósito fiscal de botellas de vino?

Con el Código de Actividad y Establecimiento, una empresa puede almacenar, recibir, expedir y transformar en régimen suspensivo, productos objeto de los impuestos especiales de fabricación, en este caso relativa a la manipulación de botellas de vino.

Para poder constituirse como depósito fiscal en bodegas y fabricación de otras bebidas alcohólicas, se debe cumplir con un volumen mínimo trimestral medio de salidas en función de las bebidas que ésta ofrezca. Por ejemplo, 400.000 litros de alcohol puro., 25.000 litros de alcohol puro en bebidas derivadas, 3.500 litros de alcohol puro en extractos y concentrados alcohólicos exclusivamente, 150.000 litros de vino y bebidas fermentadas o 150.000 litros de cerveza.

Sin embargo, si el establecimiento solamente se dedica a la distribución pero no es un fabricante propiamente dicho, no se exige el cumplimiento de volumen mínimo.

Otro requisito para los depósitos fiscales es que se ubiquen en instalaciones independientes y con salida a la calle. También es necesario que se disponga de tanques de almacenamiento numerados y con sistemas de medición.

Finalmente, también se deberá llevar la contabilidad de existencias de acuerdo con el riguroso protocolo establecido por ley.

Una vez cumplidos todos los requisitos, la administración da de alta en el Código de Actividad y Establecimiento (CAE), de forma que Stylepack pueda continuar con la cadena de manipulación de botellas de vino con la misma calidad y seguridad como de si de la propia bodega se tratara, de forma que las bodegas y productores puedan centrarse en la fabricación de caldos.

No dudes en ponerte en contacto con nuestra empresa ¡Estaremos encantados de atenderte! 

Anterior:

Ventajas del etiquetado de productos alimenticios

Formación sobre manipulados de alimentos

Siguiente:

Formación sobre manipulados de alimentos

Te recomendamos...

Escribe tu comentario