Los 5 hábitos del buen consumidor

18 junio of 2019 escrito por

Cuando hablamos de sostenibilidad, a menudo lo hacemos desde el punto de vista industrial, de la producción. Pero hoy miramos la otra cara de la moneda: los consumidores y cómo son sus hábitos ambientales. ¿Eres un buen o un mal consumidor? ¿Te preocupas por el planeta? Te proponemos 5 hábitos a integrar, si es que todavía no los cumples, para ser un buen consumidor medioambientalmente hablando.

  1. Consume justo lo que necesites. En nuestra sociedad del bienestar es frecuente comprar más de lo que necesitamos, un hábito que genera una enorme cantidad de residuos. ¿De verdad necesitas todo lo que compras? Antes de comprar, piénsatelo dos veces.
  2. Si ya has decidido que necesitas algo, presta atención a su packaging. Actualmente el mercado ofrece una gran cantidad de alternativas en cuanto a diseño y materiales, pero no todos son iguales. Siempre que sea posible, apuesta por aquellos con el menor packaging posible. En cuanto a materiales, es importante la reducción de plásticos y, en caso de elegir este material, que al menos sea de tipo biodegradable.
  3. ¿Cuánta distancia ha recorrido el producto hasta llegar a tu mesa? De poco sirve apostar por un packaging minimalista y sostenible si estamos consumiendo productos con una huella de carbono elevada a causa de la distancia recorrida. En la medida de lo posible, es recomendable consumir productos de proximidad y en temporada.
  4. La importancia de reciclar. Nuestro planeta no es una fuente inagotable, por eso están importante hacer un buen uso de recursos.En este sentido, si decidimos que necesitamos algo y lo consumimos, el siguiente paso es gestionar los residuos de forma responsable, esto es, reutilizando o, en caso de que no sea posible, reciclándolo de forma adecuada.
  5. Lee las etiquetas porque no todas las empresas son iguales. Aquellas que demuestran su compromiso con el medio ambiente, bien sea implantando políticas sostenibles, con transparencia, con certificaciones o haciéndose RSE demuestran su compromiso con el cuidado del planeta. La mejor manera de demostrar y avalar su esfuerzo es consumiéndolas.
industria inteligente, internet, revolucion

Anterior:

La revolución del packaging y la tecnología 4.0

El Packaging transmite el ADN de la marca

Siguiente:

Las etiquetas siguen cogiendo terreno en el progreso de packaging

Te recomendamos...

Escribe tu comentario